El Buen Vivir

El enfoque del Buen Vivir propio de las comunidades indígenas del Abya Yala o América defienden el concepto de el buen vivir, en oposición al “vivir mejor”, como un modelo de vida o de desarrollo más justo, más sostenible o sustentable, más ecológico'. Se abre con especial fuerza en América Latina, hasta el punto que, recientemente, Ecuador y Bolivia han incluido el buen vivir en sus respectivas constituciones como el objetivo social a ser perseguido por el Estado y por toda la sociedad.

Establece cuatro variables:
1. Vivir en paz y con control sobre los territorios y sus tierras como base espiritual y material de su existencia.
2. Respeto y cuidado a la madre tierra como agradecimiento y como aporte a la humanidad que ve cada día los impactos por haberle hecho daño.
3. Reconocimiento y valoración en pie de igualdad a sus identidades y culturas que contienen valores, nociones y tradiciones distintas.
4. Poder y participación en las decisiones sobre asuntos que les conciernen internamente como pueblos indígenas y para configurar con otros, el modelo de Estado que contenga la visión y los anhelos de los indígenas. El buen vivir es, en cambio, muchísimo más equitativo. En vez de propugnar el crecimiento continuo, busca lograr un sistema que esté en equilibrio.


Documentos

Vivir bien en armonia y equilibrio con la Madre Tierra (Diego Pacheco Balanza, 2013).


Enlaces específicos

·  Video: Sumak Kawsay – Caso Sarayaku (Ecuador)