Enlaces Aliados

         
 

Consulta previa, libre e informada (CPLI)

La consulta previa (Free, Prior and Informed Consent  —FPIC— por sus siglas en inglés) , es un elemento importante del derecho de los pueblos indígenas a la autodeterminación. Tiene por objeto garantizar a estos grupos, que siguen siendo desfavorecidos y a menudo discriminados, la coparticipación en todas las decisiones administrativas y legislativas que los afecten. Ello incluye la integración de los pueblos indígenas en la elaboración e implementación de leyes y normas que les atañen, en programas y proyectos de desarrollo, como también en todo tipo de proyectos de explotación de recursos y de infraestructura en sus territorios. La institucionalización y ejecución exitosa de la consulta no solo promete la salvaguardia de los derechos humanos, sino también una mayor legitimidad de las decisiones políticas, como también la prevención y/o transformación de conflictos. Por ende, la consulta previa es especialmente relevante para la cooperación al desarrollo, en virtud de que ofrece la oportunidad de mejorar las condiciones de vida de los pueblos indígenas.

Metas

El derecho a la consulta y su versión más enfática, el derecho al consentimiento previo, libre e informado (CPLI) se fueron convirtiendo en los últimos años en el centro de atención en todo el mundo. Sobre todo debido a los elevados precios de los metales, el petróleo y el gas en los mercados mundiales, y al aumento de los proyectos de explotación de recursos, se incrementó también el número y la intensidad de los conflictos ambientales y por los recursos con la población afectada. En muchos casos, se afectan los espacios vitales de los indígenas y, con ello, surge la pregunta acerca de hasta qué punto son compatibles las especiales formas de vida de los pueblos afectados con estas vastas intervenciones. Muchas veces, la ejecución de estos proyectos implica un perjuicio e incluso una amenaza para los medios de subsistencia y la identidad cultural de las comunidades locales. En este contexto, la consulta previa y el consentimiento informado tienen por objeto garantizar que no se violen los derechos humanos de los pueblos indígenas afectados. No obstante, debido a la gran importancia estratégica y económica de los proyectos de explotación de recursos y de infraestructura, el derecho de coparticipación de la población local afectada solo se aplica esporádicamente de forma debida.

Consulta previa  en América Latina

En América Latina existen las más amplias experiencias con respecto a la estructuración y aplicación del derecho a la consulta previa y al consentimiento informado. Ello se debe principalmente a que allí existe el mayor avance en cuanto al reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas. Sin embargo, también en América Latina sigue existiendo un gran desafío, debido a que la concreta estructuración política, jurídica e institucional crea controversia. Todos los países latinoamericanos —salvo Perú— carecen de leyes sobre el derecho a la consulta previa, y las normativas existentes casi siempre fueron sancionadas pasando por alto a los pueblos indígenas (como p. ej. en Chile, Ecuador y Colombia). Sin embargo, la elaboración no conjunta de normas jurídicas sobre el derecho a la consulta previa hizo que la aplicación de las mismas en la práctica fuera muy dificultosa, e incluso imposible. Por ende, una conclusión importante es que las leyes y normas que rigen la consulta previa deberían emanar de procesos de consulta que también tomen en cuenta las organizaciones indígenas representativas de los respectivos países.

Con el apoyo de:

 

 

Infoindígena es una página web que busca promover la reflexión y nuevos conocimientos en torno a la autogestión territorial indígena y otros derechos de los pueblos indígenas. Los documentos y publicaciones disponibles en esta página (incluidas las audiovisuales), proceden de fuentes internas y externas al Programa Regional ProIndígena-GIZ, que se ejecuta en Ecuador, Colombia, Perú, Bolivia y Paraguay, con el apoyo del Ministerio Alemán para la Cooperación (BMZ). Los contenidos expuestos en este sitio son responsabilidad de sus autores.

Back to top